sábado, febrero 25

¿Amor adolescente? No.

Estos días me puse a reflexionar, a reflexionar sobre la vida de los adolescentes, sobre mí vida. Nos destrozamos la vida a nosotros mismos, creyendo que si no nos 'enamoramos' y no se 'enamoran' de nosotros somos unos mierdas. Me puse a pensar en algunas relaciones que conozco, se dicen 'te amo', lo eres todo, sin ti no puedo vivir, eres la persona más importante, bla bla bla. Yo no era de las que pensaban que no te podías enamorar con menos de 18 años, pensaba que el amor puede llegar en cualquier momento y a cualquier edad, pero ahora no, cambié mis principios, más bien, los renové. Pienso que a esas edades sólo somos capaces de querer con la cabeza, si, con la cabeza, pensamos que necesitamos a alguien a nuestro lado para ser felices, cosa que no es así. No conocemos el mundo tal cual es hasta que la vida empieza a ser injusta con nosotros. Como bien dice el dicho: 'Para conocer a tu Príncipe Azul hay que besar a muchas ranas' y tan cierto es. ¿Por qué ilusionarnos con personas que nos engañan sólo porque ellos no quieren enamorarse y solo quieren pasar un rato divertido? Somos tontas. Aprovechar; esa es la palabra indicada, hay que aprovechar los momentos.

4 comentarios:

  1. A esta edad, somos unas ilusionadas.
    Nos cuesta tanto darnos cuenta que hay mejores cosas que enamorarse.
    Realmente debemos amar lo que hacemos, a quienes tenemos a nuestro lado. & si tenemos tiempo & sabemos que sobreabunda el amor, que el chico nos encuentre a nosotras, no nosotras a él.

    ResponderEliminar
  2. Total y absolutamente de acuerdo con vos. Creo que el amor se construye a base de años y experiencias. Salvo que tengas mucha suerte y encuentres a alguien de verdad, pero eso pasa muy de vez en cuando. Mas cuando tenes 15 o 16 años, que están todos en la joda. Buenisima tu entrada, te espero en mi blog.

    ResponderEliminar
  3. Totalmente de acuerdo :) Yo siempre he pensado así. Mis amigas suelen llamarme sosa y no me entienden, pero, sin embargo, cada vez que lo pasan mal por sus "rollos sentimentales" (como los llamo yo, porque lo suyo no es amor ni es nada), me dicen que me tienen envidia.
    Un guiño enorme ;)

    ResponderEliminar

¡Gracias por opinar! ¡Vuelve pronto!