jueves, agosto 11

irremediable.

Es irremediable, a veces somos incapaces de hablar y eso no hace sino aumentar nuestro dolor. El verdadero problema es que no conseguimos admitir nuestro fracaso, y no un fracaso concreto. Poco importa de qué tipo sea, la imposibilidad de contarlo nos impide comprenderlo de verdad, afrontarlo, resolverlo y analizarlo. Tenemos tendencia a ocultar esa incapacidad por las razones mas variadas, y nos dedicamos a traicionar, a estar siempre rodeados de gente, a escuchar sus historias o a comprar compulsivamentes cosas inútiles. Este caos, este ruido existencial, esta forma de cerrar los ojos, los oidos y la mente se denomina "intento de fuga". Pero es dificil que se pueda seguir asi eternamente, tarde o temprando la persona se derrumba, y cuando esto sucede basta una chispa..

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por opinar! ¡Vuelve pronto!