domingo, marzo 20

Yo no me muero cada día mientras que tú no te acuerdas de mí...

Lo he intentado muchas veces pero nunca me ha salido. Puede que me falte voluntad o que me sobre vicio, y mirando en mi cabeza no encontré ningún motivo, la verdad es que me interesa sólo porque está prohibido. El mejor de los pecados el haberte conocido, tú no eres sin mí.... yo sólo soy contigo. A través de mis orejas discutiendo a pleno grito, el demonio a mi derecha y a la izquierda un angelito. Demasiado acelerado, nunca encuentro mi destino. Yo no sé si mis zapatos durarán todo el camino. Nunca pido nada a cambio, eso es algo que he aprendido. Yo siempre te he dado los besos que tú nunca me has pedido

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por opinar! ¡Vuelve pronto!