sábado, febrero 5

Caprichadas.


Pienso que soy lo bastante legal como para merecerme todo lo que me pasa. Intento ser comprensiva, ayudarle a la gente, hacerla feliz, que se sienta bien cuando está o habla conmigo, que mis abrazos les sirvan de algo igual que mi ayuda.
Puede que sea caprichosa, todo el mundo lo es, lo justo, puede que cuando quiera algo lo quiera ya en ese mismo instante, igual que el resto de las personas.
Cuando contesto mal a una pregunta es porque ésta no tiene lógica, ya que lo tienes delante de tus narices. No trato como a un perro a nadie, ya que todos somo iguales, aunque a veces distintos.
Cierto, no puedo quedar callada con lo que pienso, tengo la necesidad de ser sincera con todo el mundo y decirles lo que pienso y opino. Si digo: "Sé que es cierto", créeme, es cierto, puedes estás seguro al 100%.
No me invento cosas para joder a mis supuestos "amigos", suelo decir la verdad en el momento en que me cabreo, es decir, cuando me tocaron demasiadas veces lo cojones.
Sí, me gusta la fotografía. Algún problema? También me gustan las reflex, la persona que no las aprecia es un auténtico gilipollas, en toda regla.
¿Egoísta? Lo siento, lo mío es mío. Prestar no es dar, que le quede claro a todo dios.
Pienso que soy lo bastante mayor como para saber cuando tengo que estudiar, reír o llorar.
En definitiva, que si no te gustan las personas sinceras eres anormal, hijo mío!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Gracias por opinar! ¡Vuelve pronto!